¡Jesús Resucitó!

Resultado de imagen de resucito

Publicado en Noticias | Comentarios desactivados en ¡Jesús Resucitó!

HOMILÍA DE JUEVES SANTO 2018

Jueves santo

  • Con la celebración de esta misa de la Cena del Señor, concluimos la Cuaresma e iniciamos el Triduo pascual, es decir, los tres días –viernes y sábado santos y domingo de Pascua-, en que celebramos la muerte, la sepultura y la resurrección de Jesús. En la celebración de hoy, anticipamos, de forma sacramental, lo que celebraremos en estos tres días.
  • Hoy celebramos tres memorias, en las tres lecturas que acabamos de escuchar.
  • La memoria de la primera pascua, que dio lugar a la celebración de la Pascua judía. Nos ha recordado aquella noche que fue de exterminio para los primogénitos de los egipcios y de preparación para la liberación y salida de los judíos. Para unos, noche de duelo y para los otros, el paso de la esclavitud a la libertad. La muerte de los primogénitos nos recuerda que la conquista de la libertad no se realiza sin lucha ni sin dolor.
  • Las otras dos memorias son de Jesús, que realizó sendos gestos. Uno el lavar los pies a los discípulos, como nos relata en exclusiva san Juan. Jesús se despide de sus discípulos, porque ha llegado ya su hora, la hora de pasar de este mundo al Padre, y, para ello, sufrir la humillación de la cruz. Jesús entrega su vida en la cruz, y quiere enseñar que, para ello, la vida hay que ir entregándola cada día sirviendo a los demás. Y lo expresa con el gesto de lavar los pies a sus discípulos; él, el maestro a sus discípulos. Alude también al bautismo, como baño ritual, que nos perdona los pecados. Por ello, los bautizados, los que hemos sido lavados por el Señor, estamos llamados a lavar los pies, real o figuradamente, a los demás.
  • El tercer memorial es el que nos ha traído san Pablo. Jesús, en la última cena que tuvo con sus discípulos, cuando anunciaba que le quedaba poco de estar con ellos, les prometió -nos prometió- que se quedaba con ellos, en los signos del pan y del vino, que pasaban a representar su cuerpo y su sangre. Y les mandó –nos mandó- que repitiéramos ese gesto en su nombre hasta que él vuelva. Para ello, de forma indirecta, Jesús está instituyendo el sacramento del orden que capacita a los que lo reciben para celebrar la eucaristía, al bautismo y el resto de los sacramentos. Por eso, el pasado martes, en la misa crismal, los presbíteros y diáconos renovábamos ante nuestro obispo las promesas de nuestra ordenación.
  • No podemos vivir nuestra fe sin celebrar la Eucaristía, porque si dejamos de participar en ella, nuestra fe languidece y acabamos perdiendo el sentido de nuestra pertenencia a la Iglesia.
  • No podemos vivir sin servir, porque entonces desdibujamos la memoria de Jesús que nos ejemplo de servicio en el lavatorio de los pies, y de entrega, en la cruz, entrega que anticipa en la comunión de su cuerpo y de su sangre.

 

Publicado en Noticias | Comentarios desactivados en HOMILÍA DE JUEVES SANTO 2018

HOMILÍA 11 de marzo. IV domingo de Cuaresma

  • Domingo 4º de Cuaresma
  • Cuaresma, tiempo de desierto, que significa también camino de liberación de la esclavitud, cara a la tierra prometida. Hoy la 1ª lectura: liberación de la esclavitud.
    • Hoy, muchas esclavitudes: afán de tener y gastar, drogadicciones, alcoholismo, ludopatías, adicción al sexo, a ciertos programas…
  • Lejos de toda esclavitud, Dios quiere que los hombres tengamos vida.
    • Así nos lo recordaba san Pablo en su carta a los efesios: “Dios, rico en misericordia,… nos ha hecho vivir con Cristo”. Y ello, por pura gracia, por puro amor. Es más, nos dice que estamos ya salvados por su gracia, que para vivir esa vida nueva sólo hace falta la fe, confiar en él y abrirnos a Él, para que esa vida nueva se haga efectiva en nosotros. En todo caso, las buenas obras son el signo de que hemos aceptado esa vida nueva qué él nos ofrece, para no frustrar la obra de Dios en nosotros.
  • Esa salvación se nos ofrece en la persona de Jesucristo. Él se presentará elevado en la cruz como la serpiente en el estandarte del desierto, para atraer a los hombres hacia sí y conducirlos hacia Dios.
  • Dios nos ama y lo hace hasta el extremo. Y como prueba nos hace le regalo de su Hijo. Ni que nuestra vida esté alejada de Él, Él nos ama igualmente, hasta el final.
  • En nuestra postura ante Jesús nos jugamos nuestra salvación o nuestra condena, continuar en la oscuridad o abrirnos a la luz que es Cristo. Porque Él respeta nuestra libertad. Aunque su voluntad, su deseo es que el mundo se salve por él.
  • Igualmente, quiere que creamos en él y que nos asociemos a su obra salvadora, haciendo de nuestra vida una vida para los demás.
  • La Palabra nos pone hoy ante la alternativa: ¿Qué preferimos, la luz o la oscuridad, el exilio y la esclavitud o la verdadera libertad?
Publicado en Noticias | Comentarios desactivados en HOMILÍA 11 de marzo. IV domingo de Cuaresma

Ha MUERTO MN. JOSÉ SANTISTEVE

Ha muerto Mn. José Santisteve. El entierro será mañana jueves 4 de enero, a las 11:30 en la Catedral de Barbastro. Saldrá un autobús a las 10:30 desde la estación de autobuses. Nuestro cariño y oración para él, que entregó la mayor parte de su vida sacerdotal a la parroquia de Binéfar.

Publicado en Noticias | Comentarios desactivados en Ha MUERTO MN. JOSÉ SANTISTEVE

Epifanía del Señor

Imagen relacionada

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Mateo (2,1-12):

Habiendo nacido Jesús en Belén de Judea en tiempos del rey Herodes, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando:
«¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo».
Al enterarse el rey Herodes, se sobresaltó y toda Jerusalén con él; convocó a los sumos sacerdotes y a los escribas del país, y les preguntó dónde tenia que nacer el Mesías.
Ellos le contestaron:
«En Belén de Judea, porque así lo ha escrito el profeta:
“Y tú, Belén, tierra de Judá,
no eres ni mucho menos la última
de las poblaciones de Judá,
pues de ti saldrá un jefe
que pastoreará a mi pueblo Israel”».
Entonces Herodes llamó en secreto a los magos para que le precisaran el tiempo en que había aparecido la estrella, y los mandó a Belén, diciéndoles:
«ld y averiguad cuidadosamente qué hay del niño y, cuando lo encontréis, avisadme, para ir yo también a adorarlo».
Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino y, de pronto, la estrella que habían visto salir comenzó a guiarlos hasta que vino a pararse encima de donde estaba el niño.
Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con Maria, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra.
Y habiendo recibido en sueños un oráculo, para que no volvieran a Herodes, se retiraron a su tierra por otro camino.

Palabra del Señor

Imagen relacionada

 

Publicado en Evangelio, Navidad, Noticias | Etiquetado , | Comentarios desactivados en Epifanía del Señor

Fiesta de la Sagrada Familia

Imagen relacionada

Evangelio

Lectura del Santo Evangelio según san Lucas (2,22-40):

Cuando llegó el tiempo de la purificación, según la ley de Moisés, los padres de Jesús lo llevaron a Jerusalén, para presentarlo al Señor. (De acuerdo con lo escrito en la ley del Señor: “Todo primogénito varón será consagrado al Señor”), y para entregar la oblación, como dice la ley del Señor: “un par de tórtolas o dos pichones”. Vivía entonces en Jerusalén un hombre llamado Simeón, hombre honrado y piadoso, que aguardaba el Consuelo de Israel; y el Espíritu Santo moraba en él. Había recibido un oráculo del Espíritu Santo: que no vería la muerte antes de ver al Mesías del Señor. Impulsado por el Espíritu, fue al templo.
Cuando entraban con el niño Jesús sus padres para cumplir con él lo previsto por la ley, Simeón lo tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo: «Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz. Porque mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos: luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel.»
Su padre y su madre estaban admirados por lo que se decía del niño.
Simeón los bendijo, diciendo a María, su madre: «Mira, éste está puesto para que muchos en Israel caigan y se levanten; será como una bandera discutida: así quedará clara la actitud de muchos corazones. Y a ti, una espada te traspasará el alma.»
Había también una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser. Era una mujer muy anciana; de jovencita había vivido siete años casada, y luego viuda hasta los ochenta y cuatro; no se apartaba del templo día y noche, sirviendo a Dios con ayunos y oraciones. Acercándose en aquel momento, daba gracias a Dios y hablaba del niño a todos los que aguardaban la liberación de Jerusalén. Y cuando cumplieron todo lo que prescribía la ley del Señor, se volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. El niño iba creciendo y robusteciéndose, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios lo acompañaba.

Palabra del Señor

Evangelio según san Lucas (2,22-40), del domingo, 31 de diciembre de 2017
Publicado en Evangelio, Navidad, Noticias | Etiquetado , , | Comentarios desactivados en Fiesta de la Sagrada Familia

Natividad del Señor

Imagen relacionada

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Juan (1,1-18):

En el principio ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios. La Palabra en el principio estaba junto a Dios. Por medio de la Palabra se hizo todo, y sin ella no se hizo nada de lo que se ha hecho. En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió. Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe. No era él la luz, sino testigo de la luz. La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre. Al mundo vino, y en el mundo estaba; el mundo se hizo por medio de ella, y el mundo no la conoció. Vino a su casa, y los suyos no la recibieron. Pero a cuantos la recibieron, les da poder para ser hijos de Dios, si creen en su nombre. Éstos no han nacido de sangre, ni de amor carnal, ni de amor humano, sino de Dios. Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad. Juan da testimonio de él y grita diciendo: «Éste es de quien dije: “El que viene detrás de mí pasa delante de mí, porque existía antes que yo.”» Pues de su plenitud todos hemos recibido, gracia tras gracia. Porque la ley se dio por medio de Moisés, la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo. A Dios nadie lo ha visto jamás: Dios Hijo único, que está en el seno del Padre, es quien lo ha dado a conocer.

Palabra del SeñorEvangelio según san Juan (1,1-18), del lunes, 25 de diciembre de 2017

Publicado en Evangelio, Navidad, Noticias | Etiquetado , , | Comentarios desactivados en Natividad del Señor

“He aquí la esclava del Señor”

Imagen relacionada

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Lucas (1,26-38):

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María.
El ángel, entrando en su presencia, dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.»
Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél.
El ángel le dijo: «No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.»
Y María dijo al ángel: «¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?»
El ángel le contestó: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.»
María contestó: «Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.»
Y la dejó el ángel.

Palabra del Señor

Resultado de imagen de anunciacion dibujo

Publicado en Adviento, Evangelio, Noticias | Etiquetado , | Comentarios desactivados en “He aquí la esclava del Señor”

Homilía 17 diciembre 2017 – 3º Adviento

    • Adviento es tiempo de espera, en la alegría. Una alegría serena, profunda y firme.
      • Domingo Gaudete: “Estad alegres”.
    • No es una alegría ingenua, de quienes no ven o no experimentan la maldad. No es la alegría frívola y pasajera, no es la alegría individualista del que disfruta de una situación de bienestar y privilegio.
      • Nuestra alegría es una alegría tejida de esperanza, basada en la buena noticia de que Dios ha querido entrar en nuestro mundo, en nuestra historia para siempre.
      • Como personas, los cristianos sufrimos y gozamos como los demás, aunque, en cierto sentido más que los demás.
      • En cierto sentido, sufrimos más que los demás, porque nuestra fe nos tiene que hacer más sensibles hacia los sufrimientos de los demás.
      • Pero en otro sentido también, creer en la buena noticia de lo que el Señor nos tiene prometido, da un sentido y una esperanza a los sufrimientos humanos, sentido y esperanza que superan al mismo dolor.
      • Sabemos que Dios nos acompaña en todas las circunstancias y momentos de nuestra vida.
    • Decía el Bautista: “En medio de vosotros hay uno que no conocéis, el que viene detrás de mí”.
      • Juan tiene la humildad de presentarse no como el protagonista, sino como el precursor (el telonero). A la vez, Juan es un hombre espiritual, es decir, lleno del Espíritu de Dios, como decía Isaías: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque el Señor me ha ungido”, por eso es capaz de reconocer al Señor, al Mesías, que está en medio de ellos.
      • También a nosotros nos puede pasar que no seamos capaces de reconocer la presencia de Dios en nuestra vida. Sabemos que Él está en todas partes, que lo tenemos siempre a nuestro alcance, pero no lo percibimos.
      • El Señor está en el corazón de cada hombre, en lo más profundo de nuestro ser; está en los acontecimientos de nuestra vida, está en el amor de tantos hombres y mujeres, está en la eucaristía y en la comunidad que se reúne para celebrarla.
    • Si cultivamos esta mirada contemplativa, si percibimos la presencia palpitante de Dios entre y en nosotros, nacerá en nosotros esa alegría que nos hará capaces de iluminar nuestra vida y de comunicarla, especialmente a los que carecen de ella en estos días de bullicio y fiesta. QAS.
Publicado en Noticias | Comentarios desactivados en Homilía 17 diciembre 2017 – 3º Adviento

Inmaculada Concepción de María

Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Lucas (1.26-38):

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María.
El ángel, entrando en su presencia, dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.»
Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél.
El ángel le dijo: «No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.»
Y María dijo al ángel: «¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?»
El ángel le contestó: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.»
María contestó: «Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.»
Y la dejó el ángel.

Palabra del Señor

 

 

 

Publicado en Adviento, Evangelio, Noticias | Etiquetado , , , , | Comentarios desactivados en Inmaculada Concepción de María