Homilía de Vigilia Pascual-domingo de Pascua

 De la R* sólo tenemos el testimonio de los apóstoles en los evangelios. En dos aspectos:
o En los relatos de los hechos, tal como acabamos de escuchar
o En el cambio de vida posterior que produce en los apóstoles que, aunque indirecto, quizás sea el testimonio más fehaciente de la veracidad de la R.  La muerte de Jesús dejó a sus discípulos knockeados, descolocados. La experiencia de la R les ilumina la situación, que la ven con otros ojos, y les quita todos los miedos desaparezcan. La historia de Jesús cobraba sentido y además ellos eran sus testigos, es decir, los encargados de anunciarlo en adelante.
 El valor de la historia de la vida, la pasión, muerte y resurrección de Jesús va más allá de una historia del pasado. Todos estamos tocados y afectados positivamente por esta historia. Ilumina nuestro presente y proyecta nuestro futuro.
 Ilumina nuestra vida personal: nuestros contratiempos, nuestras dudas, nuestros fracasos, nuestras enfermedades, nuestras angustias… que no tienen la última palabra.
 Ilumina también nuestro mundo: la falta de respeto a la vida humana, desde su concepción hasta su fin natural, por las guerras (tanto las que salen en la tele, como las demás), los ataques terroristas, las catástrofes naturales, los accidentes y enfermedades, las condiciones de los exiliados y emigrantes, la violencia hacia los más débiles: ancianos, niños y mujeres… estas y otras situaciones parecidas quedan iluminadas por el nuevo horizonte de la R*.
 También hay motivos de esperanza, como los hubo en el calvario: la ayuda del cirineo, la compasión de las mujeres, la fe del centurión al pie de la cruz, la apertura al perdón del buen ladrón, la colaboración de José de Arimatea… como también hoy hay muchos gestos de generosidad, de compasión de fe.
 La eucaristía de Pascua, la madre de todas las eucaristías, transforman el pan y el vino en la viva presencia de Jesús; presencia que nos envía como testigos, para proclamar por todas partes, sobre todo con nuestra vida, que Cristo ha resucitado y toda realidad queda iluminada por este misterio. QAS.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.