Gaudium et Spes -(GS)

De la Constitución pastoral Gaudium et Spes (GS), sobre la Iglesia en el mundo actual
*          GS 1: Los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo. Nada hay verdaderamente humano que no encuentre eco en su corazón.
*          GS 4: Para cumplir esta misión es deber permanente de la Iglesia escrutar a fondo los signos de los tiempos e interpretarlos a la luz del Evangelio, de forma que, acomodándose a cada generación, pueda la Iglesia responder a los perennes interrogantes de la humanidad sobre el sentido de la vida presente y de la vida futura, y sobre la mutua relación de ambas. Es necesario, por ello, conocer y comprender el mundo en que vivimos, sus esperanzas, sus aspiraciones y el sesgo dramático que con frecuencia le caracteriza.
*          GS 10: los desequilibrios que fatigan al mundo moderno están conectados con ese otro desequilibrio fundamental [el pecado] que hunde sus raíces en el corazón humano.
*          GS 19: En esta génesis del ateísmo pueden tener parte no pequeña los propios creyentes, en cuanto que, con el descuido de la educación religiosa, o con la exposición inadecuada de la doctrina, o incluso con los defectos de su vida religiosa, moral y social, han velado más bien que revelado el genuino rostro de Dios y de la religión.
*          GS 22: El misterio del hombre sólo se esclarece en el misterio del Verbo encarnado. Porque… Cristo, nuestro Señor, Cristo… manifiesta plenamente el hombre al propio hombre y le descubre la sublimidad de su vocación.
*          GS 31: El porvenir de la humanidad está en manos de quienes sepan dar a las generaciones venideras razones para vivir y razones para esperar.
*          GS 45: La Iglesia es “sacramento universal de salvación”, que manifiesta y al mismo tiempo realiza el misterio del amor de Dios al hombre.
*          GS 58: La Iglesia, enviada a todos los pueblos sin distinción de épocas y regiones, no está ligada de manera exclusiva e indisoluble a raza o nación alguna, a algún sistema particular de vida, a costumbre alguna antigua o reciente.
*          GS 63: Porque el hombre es el autor, el centro y el fin de toda la vida económico-social.
*          GS 78: La paz no es la mera ausencia de la guerra, ni se reduce al solo equilibrio de las fuerzas adversarias, ni surge de una hegemonía despótica, sino que, con toda exactitud y propiedad, se llama obra de la justicia (cf. Is 32, 7).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.